Síguenos:

La Manada Seeonee en La Gran Recogida

Como habréis oído recientemente en los medios de comunicación, en estas fechas el Banco de Alimentos organiza La Gran Recogida, uno de los mayores eventos solidarios del año. Recientemente os anunciamos que participaríamos en este evento, y ahora os venimos a contar qué tal ha sido para la Manada Seeonee pasar la mañana ayudando a los demás.

Nos dividimos en dos grupos, cada uno con la misión de recolectar alimentos en un supermercado distinto: unos fuimos a Lidl y otros fuimos a Makro.

A pesar de que nos costó un poquito arrancar (estábamos un poco vergonzosos), pronto cogimos confianza y nos lanzamos a hablar con los clientes de los supermercados, preguntándoles si estarían dispuestos a hacer una donación y explicando qué tipo de productos hacen falta (leche, cacao, galletas, cereales,  las conservas, productos de bebé…).

 

¿Y hubo muchas donaciones?

¡La respuesta fue mejor de la esperada! La amabilidad de las personas hizo que la caja en la que estábamos apilando los alimentos se llenara más rápido de lo que hubiéramos imaginado. La clave fue explicar a las personas por qué estamos recogiendo alimentos: ahora que se acerca la Navidad, gastaremos más de lo normal y probablemente no nos falte de nada, pero no es así para todo el mundo. Habrá mucha gente que tendrá dificultades incluso para comprar comida. Por eso, siguiendo nuestra promesa de lobatos («hacer cada día una buena acción»), dedicamos nuestro tiempo a ayudar a los que más lo necesitan.

Podemos decir que la recogida fue un éxito: entre todas las secciones del Grupo (lobatos, scouts, róvers, kanguros y scouters) llenamos, aproximadamente, 4 cajas enormes. Fue un esfuerzo conjunto cuyo efecto no se queda en el día de la recogida, sino que tendrá un impacto positivo también los próximos días, cuando el Banco de Alimentos reparta lo recogida a miles de familias desfavorecidas.

¿Qué opinan los Viejos Lobos?

No nos queda otra que sentirnos orgullosos de lo bien que lo hicieron l@s lobat@s. Estuvieron implicados todo el tiempo, y se esforzaron por perder la vergüenza y hablar con las personas. Esperamos que ell@s también se sientan contentos con su trabajo, sabiendo que ayudará a aquellos que más lo necesitan.

¡Gracias a tod@s por vuestra solidaridad!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *